No tiene artículos en su carrito de compras.

Subtotal: € 0,00

Archivo por meses: febrero 2015

  • ¡¡Corre, corre, bébete el zumo que se van las Vitaminas!!

     

    Zumo de Naranjas y Mandarinas Zumo de Naranjas y Mandarinas

    Cuánta razón tienen nuestras madres…

    ¿No os han dicho alguna vez que el zumo se bebe recién exprimido?, pues no les faltan motivos, es curioso pero muy cierto y hemos averiguado el por qué.

    Como todos sabemos, las naranjas y todos los cítricos en general, son muy ricos en Vitamina C, sin embargo, ésta se descompone cuando está en contacto con el aire, luz, oxígeno… perdiendo parte de sus propiedades y valores nutritivos.

    No es que desaparezcan en 5 minutos y tampoco se trata de que nos atragantemos bebiendo el zumo ;-), pero lo que no nos sirve, si lo que queremos es que nuestro cuerpo adsorba todas las propiedades, es exprimir un zumo por la noche y beberlo por la mañana para desayunar.

    Tampoco los zumos refrigerados nos aportan los nutrientes, por lo que lo mejor es exprimir el zumo de naranja en el momento en que se vaya a consumir.

    El tiempo que podemos dejar el zumo exprimido antes de consumirlo es algo relativo, pues depende de muchos factores, pero a una temperatura ambiente se recomienda no dejar pasar más de 20 o 30 minutos en ingerirlo.

    Y, ¿qué pasa si lo calentamos?, en esta época del año, en la que los catarros están a la orden del día, un remedio natural es tomar zumo de naranja recién exprimido y calentarlo con miel pero es más efectivo que el zumo se tome a temperatura ambiente en vez de caliente, pues si lo que queremos es que nos aporte vitaminas para contrarrestar un catarro no nos interesa que estás se pierdan por el camino. Lo mismo pasa si lo dejamos en el frigorífico.

    Otro aspecto importante y a tener en cuenta cuando consumimos naranjas es que éstas sean frescas, que no hayan pasado por cámaras ni tengan ceras o demás productos químicos, pues si cuando hacemos un zumo y  lo dejamos unas horas antes de tomarlo pierde propiedades, ¿qué propiedades le quedarán a una naranja que esté almacenada en una cámara durante meses...? os lo podéis imaginar…

    Nosotros recomendamos que las naranjas sigan su maduración natural, sin alteraciones, es el único modo que hay de garantizar que su valor nutricional nos llega directamente a nuestro organismo.

  • Un delicioso Cóctel rojo para San Valentín

     

    Cóctel San Valentín Cóctel San Valentín

     

    ¿Preparando San Valentín?, hoy os dejamos este post sobre cómo preparar un buen cóctel con cítricos, está delicioso y es sin alcohol, para que podáis disfrutar de romántico día con todos los sentidos.

    Después de una romántica cena, saca la copa y serviros. Además de sabroso es sano, nosotros os lo proponemos sin alcohol, pero lo podéis combinar perfectamente con ginebra.

     

     

    Ingredientes 

    • 1 Pomelo mediano o pequeño.
    • 1 Naranja.
    • Zumo de piña.
    • Agua con gas.
    • Hielo Picado.
    • Jarabe de arándanos.

    Preparación

    1. Hacer zumo de naranja y de pomelo. Para el de pomelo utilizaremos medio pomelo únicamente.
    2. Rellenar 1/3 de la coctelera con Hielo picado.
    3. Verter en la coctelera el zumo de naranja, pomelo y piña, junto con lo equivalente a tres cucharadas soperas de jarabe de arándanos.
    4. Cerrar la coctelera y agitarla durante 10 segundos.
    5. Echar su contenido en una jarra y añadir el agua con gas.
    6. Cortar dos rebanadas de pomelo para decorar.
    7. Verter el cóctel en dos copas y decorar con pomelo.

    Un detalle muy sencillo y fácil de preparar con el que sorprender a tu pareja en el día de los enamorados.

  • ¿De dónde proviene la expresión “tu media naranja”?

     

    san_valentin

    Con San Valentín a la vuelta de la esquina en Naranjas Flor Azahar nos ponemos románticos y hemos decido indagar un poco sobre esta expresión tan conocida y usada en muchas culturas. Y es que ¿cuántas veces hemos escuchado la expresión “busca tu media naranja”, “he encontrado mi media naranja” ó “eres mi media naranja”…? seguro que en infinidad de ocasiones, pero ¿por qué se dice media naranja y no media piña o medio plátano? ¿de dónde procede este dicho?

    Esta expresión amorosa tiene muchísimos años, pues data de la época de la Grecia antigua, ya que es acuñado por primera vez en la obra “El Banquete” de Platón. En dicha obra, el cómico Aristófanes pretende elogiar a Eros, dios del amor, con un mito. Según cuenta, en sus orígenes, la raza humana era perfecta, los seres tenían forma de naranja con rostros a ambos lados, cuatro piedras, cuatro brazos y de carácter soberbio, pues incluso desafiaban a los dioses creyéndose superiores a éstos. El todopoderoso dios Zeus, cansada de tanta prepotencia y vanidad por parte de los humanos se enfrentó a ellos y los castigó.

    Zeus partió a cada humano por la mitad, dejándolo imperfecto y condenándolo a buscar su otra mitad para complementarse y ser feliz. Del parecido de los humanos del mito, con el aspecto de las naranjas y de la necesidad de éstos por encontrar su mitad surge el mito de “la media naranja”

    Han pasado miles de años desde que Zeus condenó a los humanos a buscar su media naranja, muchos ya la han encontrado, otros la siguen buscando, mientras que otros han desistido y buscan su medio limón, medio pomelo, media mandarina…

    Y tú, ¿ya has encontrado la tuya? ☺

    ¡Feliz San Valentín!

  • ¿Sabes cuáles son las propiedades de los pomelos?

    pomelos

    Todos hemos oído hablar de que el pomelo es altamente beneficioso para nuestro organismo. Sin embargo, pese a sus propiedades, debido a su sabor, una mezcla de ácido y amargo, hace que no sea el más consumido de todos los cítricos.

    Nosotros recomendamos hacer zumos de frutas con el pomelo, mezclarlo con naranjas y mandarinas para de este modo rebajar su acidez pero conservando sus propiedades. Es muy utilizado en la cocina, para dar sabor a los platos e incluso en muchos cócteles, también es frecuente consumir pomelo seco o piel de pomelo en infusiones o tés, sobretodo combinado con una base de té rojo.

    Pero, ¿qué nos aporta realmente el pomelo? con 100g de pomelo nuestro organismo está absorbiendo 38 calorías, 9.6g de hidratos de carbono, 0.75g de proteínas vegetales y 0.04g de grasa, además de un aporte de gran cantidad de vitaminas. Sin embargo, ¿cómo traducimos esto en beneficios?, la vitamina C es común en todos los cítricos y de sobra sabemos lo necesaria que es para nuestro organismo, por eso resaltaremos otras propiedades no tan conocidas que nos aportan estos cítricos.

    El pomelo es una fruta resultante del cruce entre limones y naranjas, por lo que sus propiedades se multiplican. Por una parte, es rico en sales minerales (fósforo, hierro…) que son buenas para el crecimiento, por otro lado, sus principios amargos fortifican los pulmones; es rico en enzimas, las cuales ayudan a quemar grasas, por lo que en muchas dietas recomiendan su ingesta.

    Por último, pero no menos importante, queremos resaltar que el pomelo estimula la actividad física e intelectual, es depurativo, digestivo, diurético y laxante. Además, junto con los limones, su zumo puede resultar muy refrescante.

    ¿Qué os parece? ¿No son suficientes motivos para consumir pomelos? ¡A por ellos! :-)

4 Artículo(s)