No tiene artículos en su carrito de compras.

Subtotal: € 0,00

La fruta, de temporada

Campos Naranjas

 

El otro día leíamos esta noticia acerca de la indignación que se producía en Twitter por unas fotos que mostraban naranjas peladas en recipientes de plástico a la venta en un supermercado.

Esto nos hizo plantearnos algunas cuestiones realmente importantes como por ejemplo, la importancia de consumir la fruta no sólo en su forma más natural, sino además, en su mejor momento.

Muchas veces vamos a los supermercados y encontramos naranjas e incluso mandarinas en el mes de agosto y ni siquiera nos preguntamos el por qué. De repente, nos hemos acostumbrado a encontrar cualquier fruta y verdura en cualquier época del año. Sin embargo, si nuestra finalidad es comer fruta sabrosa y saludable, que conserve todas las propiedades beneficiosas que produce en nuestro organismo debemos consumir fruta de temporada en cada época del año.

Consumir alimentos de temporada es más sano y beneficioso, tanto para nuestro organismo como para el medio ambiente y ya no hablamos de hacerlo de la manera más natural posible, ¡envuelta en su propia cáscara y no por unidades en envases de plástico!

Cuando realizamos un cultivo respetando los tiempos que cada variedad requiere, respetando su calendario natural, el resultado no puede ser mejor. La cosecha resulta excepcional y la fruta ofrece el mejor aporte nutricional al recolectarlas en su punto óptimo de maduración y al consumirlas mantiene intactas todas sus propiedades; su olor, su sabor o su textura son las adecuadas, además de sus propiedades, que no percibiéndose a simple vista sí se detectan con el tiempo.

Por ello, en NaranjasFlorazar únicamente disponemos de naranjas, mandarinas, limones y pomelos en su temporada natural, sin almacenamiento ni tratamientos. El gran inconveniente de trabajar respetando los ciclos es que a partir de abril ya no solemos tener mandarinas o que a partir de junio ya no tenemos naranjas, pero en esta época podemos consumir sandías, por ejemplo, que nos aportan mucha agua y nos ayudarán a soportar el calor del verano.

Por otra parte, el consumir alimentos de temporada es beneficioso para el medio ambiente pues se están respetando sus ciclos. Nuestros naranjos cumplen su ciclo de vida completo, pues después de la floración el fruto va creciendo y adquiriendo color y sólo cuando está maduro se recolecta. Si por el contrario se recolectará cuando todavía no está maduro, el árbol vería interrumpido su ciclo y perjudicaríamos su crecimiento. Ni que decir tiene el obtenerlas con su envase natural: la cáscara, que además, es biodegradable y se puede utilizar para otras cosas.

Te animamos a sumarte a nuestra filosofía y consumir los productos en su punto justo de maduración y de la manera más natural posible ¡te ayudará a llevar una vida más saludable! :-)

Deja un comentario