No tiene artículos en su carrito de compras.

Subtotal: € 0,00

Las Clemenvillas, las más dulces y jugosas.

 

clemenvilla zumo

¡Nuestras mandarinas Clemenvillas ya están es su punto justo de maduración y hemos iniciado su recolecta!

Estás mandarinas son las grandes desconocidas,  ya que son  las Clementinas las más famosas de entre todas las variedades de mandarinas y terminan robando el protagonismo. Sin embargo, en esta ocasión, la menos conocida es la más dulce y jugosa.

Las Clemenvillas destacan por su aspecto, como todas las mandarinas son ovaladas, pero su color es muy rojizo y su piel muy fina, brillante y prieta. Además suelen ser de un tamaño mayor al resto de variedades y destaca su alto contenido en zumo. Por efectos de la polinización también es posible que tengan en su interior alguna semilla, aunque no excesivas.

Esta variedad llega a España en 1978 y empieza a cultivarse en la Comunidad de Valencia, desde donde se extiende y comercializa por todo el mundo. La temporada de recolección de esta variedad suele centrarse en los meses de enero y febrero. Sin embargo, como siempre en agricultura, todo depende de las condiciones climatológicas y esta temporada la cosecha se ha retrasado unas semanas y  no hemos podido empezar a recolectarlas a mediados de enero. Pues las altas temperaturas han hecho que su maduración venga un poco tardía, sin embargo, el resultado no ha podido ser más bueno, pues las mismas temperaturas que han hecho demorar también provocan que la fruta adquiera más azúcar.

Al tener un tamaño más grande que otras mandarinas hace que el uso de las Clemenvillas no se reduzca únicamente para comer de postre, pues también se suele utilizar para zumo. Su piel prieta hace que no se rompa en el exprimidor, su tamaño que sea manejable en el mismo y su exquisito sabor que el resultado sea un zumo increíblemente dulce que gustará a toda la familia.

Como sabéis nuestros cítricos son completamente naturales, no pasan por cámaras ni están impregnadas con ningún tratamiento químico que afecte a su conservación natural. Las Clemenvillas pueden aguantar entre 3 semanas y 1 mes desde su recolección, siempre y cuando se conserven en un lugar seco y fresco, durante este tiempo sus propiedades estarán intactas. Nosotros recomendamos que, cuando recibas la caja en tu casa, quites parte de las mandarinas de la misma y las coloques en otros recipientes, y, sobretodo que muevas la que quedan a la parte de abajo, así evitaras que éstas aguanten todo el peso y se conserven mejor.

Anímate a probar esta variedad de mandarinas, nosotros la recomendamos 100%. ☺

Deja un comentario