No tiene artículos en su carrito de compras.

Subtotal: € 0,00

Naranja, limón, pomelo… las propiedades de cada cítrico para tu salud

Cítricos Cítricos

A menudo escuchamos hablar de las múltiples propiedades de los cítricos para la salud, especialmente por su elevado contenido en Vitamina C y por su capacidad para fortalecer el sistema inmune y evitar así resfriados y catarros. Sin embargo, suelen ser afirmaciones genéricas que hacen referencia a todos los cítricos pero sin entrar a valorar las propiedades concretas de cada uno de ellos. Por eso, en este artículo queremos repasar las virtudes de cada una de estas frutas y destacar individualmente sus múltiples beneficios para la salud:

 - Naranja: por todos es sabido que la naranja, gracias a su contenido en vitamina C ayuda a evitar y combatir los resfriados y catarros durante los periodos invernales o de cambio de estación. Además, esta fruta es rica en otras vitaminas (B y A, por ejemplo) y en minerales, como calcio, fósforo, hierro y potasio. Es muy diurética y gracias a su contenido en fibra, puede ser una buena ayuda para regular el tránsito intestinal. Gracias a sus bioflavonoides, las naranjas son también unas frutas muy a tener en cuenta para la prevención del cáncer y otras enfermedades degenerativas.

 - Limón: el limón es un excelente diurético y depurativo, y, por este motivo, se aconseja tomar en ayunas un vaso de su zumo con agua templada. Es también una fruta más baja en calorías y azúcares que otros cítricos (como el pomelo o la naranja), lo que la convierte en ideal para dietas hipocalóricas o regímenes de adelgazamiento. Esta fruta tiene propiedades estimulantes para el páncreas y el hígado y gracias a su acción antibacteriana y antiviral se suele usar para infecciones de garganta, resfriados y gripes. También resulta muy interesante porque, pese a ser un alimento ácido, contribuye a alcalinizar el organismo, evitando así inflamaciones y problemas derivados.

 - Pomelos: el pomelo es quizás menos habitual en nuestros hogares que otras frutas de la misma familia, como la naranja o la mandarina. Sin embargo, esta fruta puede convertirse en una gran aliada para nuestra salud, ya que cuenta con interesantes propiedades. El pomelo, por ejemplo, es rico en antioxidantes y gracias a algunos de sus compuestos consigue aumentar la sensibilidad a la insulina (según un estudio realizado por la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel) y el Hospital General de Massachusetts (EE.UU) . También es una fruta muy interesante por sus beneficios para la prevención del cáncer y sus principios amargos fortifican los pulmones; además de ser rico en enzimas, una interesante ayuda en dietas de adelgazamiento, ya que ayudan a quemar grasas. Si queremos beneficiarnos de todas las propiedades de esta fruta, debemos tener en cuenta que su temporada acaba de empezar y, por eso, diciembre y enero son los mejores meses para comprar pomelos y disfrutar de todas sus ventajas.

 - Mandarinas: son las más pequeñas de la familia, pero no por ello las menos interesantes. Al contrario, estas frutas destacan por su  alto contenido en agua, hidratos de carbono y fibra, por lo que pueden convertirse en unas buenas aliadas en dietas para perder peso o para regular el tránsito intestinal. Entre sus propiedades destaca también la mejora de la piel.

Deja un comentario